Búsqueda

miércoles, 9 de enero de 2013

Propiedad de los Derechos de Autor de un Sitio Web

Ya sea que se es un escritor, un editor, un artista o una empresa que desea llegar a un público específico, y para esto se ha tomado el trabajo y el costo de buscar y luego pagar a un diseñador web profesional para crear un parte de sí mismo o de un negocio dentro del universo web.

Pero ante la necesidad de tener una representación en Internet dentro de un diseño web original, muchos se olvidan de hacerse la siguiente pregunta: ¿quién es el dueño real de todo lo qué el mundo va a ver? ¿Este sitio web en realidad le pertenece a usted?

En ausencia de un contrato válido, realizado por escrito, con todas las condiciones legales; tener la propiedad total del sitio web en realidad no es tan simple como muchos podrían esperar. Sin duda, son diversas las cuestiones implicadas que reclaman el derecho del diseñador para reclamar la autoría de lo creado. Es un tema que genera mucha disputa, pero estas son algunas de las cuestiones abiertas:

En primer lugar debemos distinguir entre el derecho de autor sobre el diseño, el "look" del sitio y de los derechos de autor en el contenido. Colores, GIF, JPEG, configuración, enlaces y otros elementos que contribuyen a que el diseño sea propiedad del creador, en este caso, el diseñador web. Pero si se resulta el caso que haber tomado parte en la toma de las decisiones creativas subyacentes, el copyright del sitio web pasaría a ser propiedad conjunta.

Con referencia al propiedad conjunta, este concepto se refiere a un trabajo preparado por dos o más autores con la intención de que sus contribuciones se fusionen en partes inseparables o interdependientes de un todo unitario. Entonces, si los respectivos aportes al sitio web en su producto final son distinguibles, pueden ser titulares de derechos de autor de los diferentes elementos separados. No sólo eso, sino que su contribución debe ser algo más que un aporte mínimo a fin de poder llegar a ser el coautor del sitio. La autoría conjunta también implica diferentes cuestiones legales.

La segunda cuestión legal sobre el copyright de un diseño web está en referencia al uso de imágenes y recursos. En la medida en que los GIF, JPEG y otros elementos han sido descargados de la red, suponiendo que están libres de restricciones de derechos de autor, ni el diseñador ni el cliente pueden reclamar derechos de autor, puesto que son recursos de dominio público.

Por otra parte, en la medida en que estos gráficos fueron creados por el diseñador web, claramente los derechos de autor del diseño gráfico son de él mismo. Pero si estos elementos gráficos son de la creación del cliente, su logotipo, su foto o la de su perro, entonces presumiblemente el cliente es dueño de los derechos respectivos. A menos, por supuesto, las fotos fueran tomadas por otra persona, en cuyo caso el fotógrafo posee los derechos de autor, entonces se debe obtener permiso para usarlos en el sitio.

El tercer punto a tener en cuenta es la cuestión del texto. Obviamente, si este elemento ha sido creado por sí mismo, los derechos de autor son propios. Pero no es simplemente texto que aparece en la red, también es la manera en que ese texto se establece y se codifica, en forma de HTML o incluso la codificación VRML, optimizado para el posicionamiento web. Si el diseñador creó ese código, a continuación, la codificación, a diferencia del texto mismo, pueden ser propiedad del diseñador.

En muchos casos sucede que se puede poseer el texto, pero el diseñador web es quien tiene la fórmula para establecer el texto en el sitio. Hay que tener en cuenta que la codificación que no siempre puede tener copyright. Puede que no esté protegida por las leyes de derechos de autor, pero puede, en ciertas circunstancias, que sean elementos protegidos por las leyes de patentes. Todo esto depende de la región o país donde se realice el trabajo.

En consecuencia, sí lo que desea es tener los derechos de autor totales de un sitio web sólo existen dos forma posibles de hacerlo. Los dos tipos de acuerdos que se pueden utilizar para resolver estas cuestiones legales son: una obra hecha por contrato de alquiler o la cesión de los derechos de autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario